Tao Room Escape

El 15 de julio de 2019 comenzó la construcción de TAO.

Era una idea que llevábamos mucho tiempo en la cabeza y nos moríamos de ganas por desarrollarla.

Nosotros siempre decimos que los escape room son como una película que irías a ver al cine, pero de “bajo presupuesto”, o no tanto…

El caso es que apareció la ocasión de comenzar una nueva aventura, esta vez en Calella, y no nos lo pensamos mucho. Los inicios de TAO fueron lentos ya que, aunque hacerlo casi todo nosotros, algunos agentes externos nos retrasaron la faena, pero enseguida veíamos como iba cogiendo los primeros tonos y aquello que teníamos en la cabeza iba apareciendo.

El mes de septiembre de aquel mismo año nos fuimos a Japón, era un viaje que teníamos pendiente desde hacía mucho, y la excusa del escape room nos fue de perlas. Dejando de lado la nostalgia por este país, tan sólo os podemos recomendar que vayáis, cuando la situación actual lo permita. Desde que pones los pies en el país nipón parece que todo lo que has aprendido hasta el momento fuera mentira.

Retornando ya a casa y con la situación política bien crispada, nosotros a lo nuestro. Las dificultades iban apareciendo en el proyecto. Hace falta decir que tampoco somos ingenieros y algunas pruebas no hicieron sudar la gota gorda… alguna o casi todas. Los timmings se nos multiplicaron y los materiales también. Además, la aparición de nuevas ideas sobre la marcha no ayuda mucho, ya que cada una nos parecía mejor que al anterior.

Llegó el Covid-19 en marzo cuando ya comenzábamos a encarar la recta final del proyecto, y todo se paró durante dos meses. La vuelta fue difícil, ya estábamos realizando un esfuerzo económico fuerte para nosotros hasta el momento, como para haber estado dos meses parados. La verdad es que se nos juntó todo. Gracias a poder abrir en verano Can Farigola, pudimos hacer un esfuerzo final con lo que habíamos recogido y finalmente el mes de septiembre Tao era una realidad.

Parece mentira, pero cuando llevas tanto tiempo en un proyecto, el tiempo y muchas otras cosas se pasan por alto. Estamos felices con el resultado y los feebacks que nos están dando la gente sobre nuestro centro de masajes. La verdad todo el mundo sale muy “relajado” y eso nos encanta.

Nuestro objetivo es hacer desconectar a la gente un rato de la realidad que bastante peluda es. Esperamos haberos transmitido un poco de lo que sentimos al realizar nuestro segundo proyecto en este mundillo y os animamos a que os esforcéis para conseguir lo que queráis, tan sólo necesitáis esfuerzo y tiempo.

Arigato i Sayonara

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.